Walking Around Chepe (con disculpas a Pablo Neruda)

Sucede que me canso de ser tico.

Sucece que entro en las pulperías y en los chinamos

machito, forestero impermeable a la lluvia, como un yiguirro de fieltro

navegando sin rótulos en calles de lágrimas y hollín.

 

El olor de las cloacas me hace llorar a gritos.

Sólo quiero un descanso de birras o de chemas,

sólo quiero no ver chonetes ni ventas callejeras,

ni pequeñas zonas verdes, ni viejas con frenillos, ni accesos limitados.

 

Sucede que me canso de vigilar mi salveque y mi espalda

y mi cámara y mi cédula.

Sucede que me canso de ser tico.

 

Sin embargo sería delicioso

asustar a un guachimán con un gallo pinto

o dar muerte a un funcionario público con un pichazo a la jupa.

Sería bello

ir por las calles con un machete verde

y dando gritos de Pura Vida hasta morir de miedo.

 

No quiero seguir siendo sombra turística de mentiras

vacilando, quebrado, fuera de lugar, sin dónde dormir,

absorbiendo las pachucadas y abrumado por el volumen de todos los días.

 

No quiero pasar más desgracias.

No quiero continuar sin rumbo y de picada,

de dólar andante, de burdel de gringos

ateridos, muriéndome de pena ajena.

 

Por eso el día lunes se regocija como un viernes de feriado

cuando me ve llegar con mi cara de perdido

y aúlla en su trancurso como una corrida de toros,

y da pasos encima de la basura caliente hacia la noche.

 

Y me empuja a ciertos búnkeres, a ciertas casas enrrejadas,

a ventas de tiliches donde el pollo en salsa sale por la ventana,

a ciertas zapaterías con vendedores gritones,

a calles espantosas con huecos y grietas.

 

Hay pájaros que no vuelan y horribles ladrones

viéndome desde las puertas de negocios donde no quiero entrar,

hay monopolios estatales sin sentido,

hay tombos muertos

que debieron haber muerto de vergüenza y espanto,

hay paraguas inservibles de dos mil pesos, y taxistas, y guaro.

Yo paseo con prisa, enjachando a todos, con zapatos mojados,

con furia, con olvido,

paso, cruzo lotes baldíos y tiendas de ropa íntima:

lencería colombiana, paños baratos colgadas desde las tapias, y lloro:

lentas lágrimas sucias.

Advertisements

One Response to “Walking Around Chepe (con disculpas a Pablo Neruda)”

  1. Carla Says:

    De verdad q solo vos tenés la capacidad para captar nuestras costumbres de esta manera. It is good to see you are writing again. I missed your posts. Keep it up!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: